Origen de las Celosías

Celosías

El origen de las Celosías

 

La palabra “celosía proviene del latín “zelus” (celo).

La celosía como elemento arquitectónico decorativo es un tablero calado para cerrar vanos (huecos de luz).

Son típicas de la Arquitectura visigoda y asturiana.

 

 

En jardinería su uso es frecuente a modo de soporte para plantas trepadoras, instalándose sobre paredes, en cerramientos lineales.

 

 

La celosía además de objeto de separación en los antiguos teatros de comedia, daba nombre a los palcos privados, donde monarcas, nobles y miembros de la administración municipal disfrutaban del show.

Fernando Fernán Gómez  dramaturgo, guionista y actor, nos decía en su memoria Nosotros los mayores, “que en el teatro clásico las escenas de celosía, venían a ser lo que en el cine las escenas de cama.”

El poeta Antonio Hurtado de Mendoza dedico algunos versos a las celosías:

“Celosías recoletas
fueron campaña y vergel
de la más cuerda matrona
y el más rígido juez”.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *